David Galdo, Socio Gerente de VEGA Gestión, defiende la calidad de vida y, por nada del mundo, cambia Viveiro y su entorno. Aquí es donde quiere convertir su compañía en el referente tecnológico de la zona. Apasionado por la informática de toda la vida, cuenta con la honradez y la dedicación a sus clientes como claves para conseguirlo.

David Galdo, Socio Gerente de VEGA GESTIÓN

David Galdo nació, estudió y decidió desarrollar su propio proyecto empresarial en Viveiro. Apasionado por la informática de toda la vida hace coincidir trabajo y hobby. Es fácil llegar a casa y verle con el ordenador. Aunque disfruta del cine y de la televisión, la informática los supera. Su mujer y su hijo le aportan un punto de equilibrio siempre necesario y a ellos les dedica las primeras horas de la mañana ya que es una excepción que no pueda sacar tiempo para desayunar y comer en casa.

Su proyecto, Vega Gestión, Socio Certificado de AHORA, es una consultoría tecnológica que nace con la meta de dotar a los diferentes negocios con los mejores sistemas y recursos para facilitar su trabajo apostando por soluciones prácticas, innovadoras y seguras.

Para quien no te conozca David, cuéntanos un poco tu historia.

Nací en Viveiro, hijo único y aquí sigo. No cambiaria este entorno y la calidad de vida por nada del mundo. Aquí pasé mis primeros años de estudiante y me alejé, hasta Coruña, para estudiar Ingeniería Técnica en Informática. Pude haber sido funcionario, en el mundo de la educación, pero no me terminó de convencer, tras una experiencia de apoyo, y acabé creando mi propia empresa en compañía de Javier Ventura, socio y muy buen amigo.

Instalaciones de VEGA GESTIÓN, Socio Certificado de AHORA

¿Cómo llegaste a este sector ¿Cuál es tu experiencia?

Al finalizar los estudios entré en una importante empresa con la tarea de ayudarles a buscar un software de gestión empresarial en la que tuvo que iniciar la búsqueda de software de gestión. Era una fábrica referente en el sector del metal. Propuse la adquisición de SAP BO y participé en la puesta en marcha. Mantuve relación laboral con ellos bastante tiempo y compaginé esta actividad con la ampliación de estudios, ya a distancia, para realizar un Master en Administración y Dirección de Empresas y terminar la Ingeniería Superior.

Cuando terminaste tu formación y pensabas en el futuro, ¿dónde te veías realmente? ¿Te imaginabas al frente de una empresa como VEGA Gestión?

No especialmente. Sobre todo me gustaba la informática. Eso sí lo tenía muy claro. A la empresa fui llegando de un modo progresivo.

¿Cómo nació tu compañía? ¿De dónde surgió el nombre de la empresa?

Tras conocer a Javier Ventura, mi actual socio, pusimos en marcha nuestro proyecto: VEGA Gestión. VEGA no es por ningún rio. Es por las primeras letras de nuestros respectivos apellidos, Javier Ventura y David Galdo. Estábamos centrados especialmente en el negocio del TPV y era él, el que más tiempo dedicaba y la empujaba. Al poco tiempo, la empresa en la que había iniciado mi carrera profesional entró en crisis. El verme afectado por EREs temporales me brindó la oportunidad de dedicarme a mi propia empresa a tiempo parcial. Al acabar la crisis, seguí colaborando estrechamente con la empresa que me había ayudado a crecer y, durante un año, dejé de dedicarme a nuestro proyecto. Más tarde volví a VEGA Gestión, ya con dedicación plena, porque la informática era mi pasión y desde esa posición podría desarrollarme plenamente.

¿Cómo es tu empresa? ¿Cómo es trabajar en ella?

Hoy en día VEGA Gestión tiene dos áreas diferenciadas: Terminal Punto de Venta y ERP. La plantilla está formada por 6 personas destinadas a ambas líneas principales de negocio. Yo tengo un perfil más técnico y el de mi socio Javier es más comercial aunque, al igual que el resto del equipo, somos muy versátiles.

Estamos situados en Viveiro y confío en que así siga siendo. Es una localidad de la costa de Lugo, con 18.000 habitantes. El mar a pocos metros y el trabajo a cinco minutos de casa. El colegio de mi hijo está a ocho. Me gusta tener una buena calidad de vida y la quiero para los que trabajan con nosotros. No creo en los horarios fijos aunque hay que mantener unas referencias. Eso sí, hay que atender a los clientes a cualquier hora. Lo exige la tipología del cliente de hostelería y, la calidad del servicio, es la clave. En la oficina también tenemos un coworking con varias empresas de sectores no relacionados con la informática; esto está muy bien porque nos permite estar en contacto directo con otras realidades.

¿Cómo es tu día a día, David?

Madrugo. Desayuno con mi mujer y mi hijo y lo llevo al colegio. Oficina y clientes toda la mañana y siempre procuro comer en casa con la familia. Por la tarde a veces alargo hasta las ocho o más. Pero es que la informática me gusta y se me pasa rápido. Trabajo con calidad de vida es menos trabajo. No me atraen en absoluto las grandes ciudades. Solo voy por temas lúdicos. Pero no podría trabajar en esas ciudades o perder todos los días casi tres horas en desplazamientos como me pasó en Madrid una breve temporada que tuve que estar allí.

¿Qué es lo que te hace sentir más orgulloso de VEGA Gestión y de tu desempeño?

Lo que más me gusta es que nuestros clientes me vean como una persona y empresa confiable. Que estén convencidos de que no les voy a engañar. Estamos para dar solución a sus necesidades tecnológicas, pero los valores de honradez y seriedad no se pueden perder.

¿Cuál es el mayor desafío al que te enfrentas en tu día a día?

El desafío diario es avanzar hacia nuestro objetivo: que la gente los vea como el referente tecnológico de la zona. Aunque estamos presentes en un área más amplia, nuestro empeño es que en la zona de la Mariña lucense seamos los referentes: una empresa de la zona, para las empresas de la zona.

¿Cuál ha sido para ti el momento de mayor satisfacción dentro de la empresa? ¿Y el más complicado?

Quizás, el más positivo, cuando pasamos de las viejas instalaciones a las nuevas oficinas. Fue muy importante. Visualizábamos que habíamos dado una salto. Que avanzábamos. Además coincidió con pasar de 3 a 6 persona en plantilla. Este aumento se debió a la entrada en el mundo ERP, en este caso de la mano de AHORA. Fue un punto de inflexión porque nos exigía más como empresa por el tipo de clientes al que nos estábamos abriendo.

Por otro lado, no recuerdo momentos especialmente complicados. Sé que el sector ha pasado por momentos muy duros, pero nosotros nacimos en la época de crisis, por lo que el contexto era ese. Como empezamos poco a poco, no la vivimos como tal. Por supuesto que crecimos con esfuerzo y trabajo, pero no tuvimos grandes dificultades ni sorpresas desagradables con la plantilla o clientes.

¿Qué valores diferenciales destacarías de VEGA Gestión?

Siempre hemos intentado ofrecer el mejor servicio. Siempre estamos ahí. Siempre cogemos el teléfono. Este ha sido siempre nuestro código de honor. Es raro que suceda, pero si suena a la una de la mañana, se atiende. El cliente que llama a esas horas es porque tiene un problema y aunque tal vez no tenga solución en ese instante, le trasladas tranquilidad y confianza. A primera hora se lo estás solucionando. En definitiva, el servicio, el compromiso y la lealtad es lo que nos mueve. ¡Ah! ¡Y la ilusión!

¿Dónde queréis llegar?

Queremos mantenernos con un tamaño que nos permita consolidarnos y dar el mejor servicio. Que un cliente te recomiende es lo mejor que nos puede pasar. Si el camino nos lleva a crecer como empresa y, por qué no, a extendernos con mayor presencia en un ámbito provincial, no habrá problema. Pero no buscamos desesperadamente el crecimiento. No necesariamente trae siempre cosas positivas. Mi obsesión es levantarme por la mañana y tener la tranquilidad de que todo está controlado.

Desde tu experiencia, ¿a qué retos crees se enfrenta hoy en día el sector y cuáles son, en tu opinión, las perspectivas para los próximos años?

Hay muchísimos cambios, aunque no todos se van a imponer. El 5G sí será una revolución. Nuevas infraestructuras, comunicaciones, seguridad…, aportarán muchas oportunidades. En cuanto a software de gestión, en el mundo empresarial, todo parece que es un poco más lento. Obviamente hay temas como la movilidad que son una necesidad emergente que toda herramienta debe cubrir. Por ese lado sí veo mucha evolución en el corto plazo.

¿Con qué fabricantes habéis trabajado? ¿Cuál ha sido la trayectoria de la empresa?

Empezamos con ICG como referente en el tema de TPV, y posteriormente completamos oferta con otro proveedor, Landín Informática, más pequeños pero con precios más contenidos. En el tema ERP, tras un estudio desde la experiencia adquirida años atrás, iniciamos la actividad directamente con AHORA.

¿Qué factores tuvisteis en cuenta a la hora de incluir las soluciones de AHORA en vuestro portfolio?

Nos gusto la filosofía, la cercanía, la visión estratégica y la visión colaborativa y muy abierta entre los Socios Certificados que es como nos denominamos los distribuidores de AHORA.

¿Cómo reaccionan los clientes cuando ofertáis soluciones desarrolladas en Valencia? ¿Qué pros o contras supone que la Fábrica esté en España? ¿Es una ventaja competitiva frente a proveedores internacionales?

Más que tratarse de un producto de fuera, nacional o no, los clientes agradecen que hay un abanico de distribuidores que puedan respaldar una implantación, un proyecto. Da solvencia a la marca y protege al cliente frente a un problema con un distribuidor. En mi opinión, que la Fábrica sea nacional es positivo pero también lo es que contemos con un Canal de distribución amplio.

Después de tu experiencia, ¿consideras que las soluciones de AHORA pueden competir al mismo nivel que las que ofrecen los grandes fabricantes internacionales? ¿Qué destacarías del producto? ¿Qué destacarías de la relación?

Por funcionalidad, sin duda. Hay otros aspectos que actualmente necesitan una evolución y otras herramientas lo tienen más elaborado. Pero ya están trabajando en ello. A nivel funcional podemos ir a cualquier tipo de cliente. Y lo demuestra el hecho de que ganamos cuando competimos con los más grandes. Al producto le sumamos nuestro servicio, el modelo, el estilo… todo suma. Indudablemente, el tema de no llevar coste de licencia es un argumento muy importante. Y vuelvo a destacar la capacidad de adaptación y que las personalizaciones, si están bien hechas, no afectan al control de versiones.

En cuanto a la relación con la fabrica te lo resumo: buen rollo. Todo se facilita.

En el mercado actual cada vez cobra más fuerza la especialización, ¿hasta qué punto el cliente busca un software más horizontal más abierto o busca otras opciones, un software más verticalizado?

El cliente tiende a buscar software que cubra el 80% de sus requerimientos pero también quieren que el software se adapte a ellos.

AHORA tiene la característica de que es un producto estándar pero que puede adaptarse con gran facilidad.

Es un producto estándar que puedes verticalizar. Si algo faltase para un determinado proyecto, se puede hacer sin grandes pegas.

¿Cómo resolvéis la aparente necesidad multidisciplinar? ¿Te lo encuentras en tus clientes? ¿Te apoyas en AHORA, en otros fabricantes, en otros distribuidores especializados…?

Donde no llegamos nos apoyamos en Fábrica. Estamos creciendo y no podemos tener especialistas en todas la áreas. No hay problema en esta relación y así podemos ir con garantía al cliente. En Lugo las empresas no son muy grandes y nosotros vamos poco a poco pero, paulatinamente, vamos adquiriendo cada vez mayor experiencia más allá del conocimiento con el que contamos. No vendemos más de lo que podamos abarcar.

Los técnicos tienden a irse de la Mariña y eso complica aún más el conseguir personal cualificado. Por eso tenemos que apoyar mucho los planes de formación y evolución de las personas.

AHORA FREEWARE ha pasado a llamarse AHORA. ¿Ha supuesto una ventaja eliminar palabra FREEWARE? ¿Es más fácil de explicar a los clientes?

Para mi la palabra Freeware fue un handicap, porque el cliente lo entiende como gratuito, barato y no bueno. Yo nunca lo decía porque tenía una connotación peyorativa que no se correspondía con el tipo y calidad de producto. Para los que no son especialistas, el adjetivo Freeware se entiende mal, así que en mi opinión mejor eliminar la palabra gratis. Así que, desde mi punto de vista, ha sido muy acertado.

¿Con qué soluciones de AHORA trabajas?

Hasta hace relativamente poco exclusivamente con AHORA, pero ya nos estamos preparándonos para entrar con Flexygo. Hemos empezado el proceso de formación y certificación. Es muy potente.

¿Qué tipo de clientes son los vuestros?

Multisectoriales. Pymes, pequeñas y medianas, entre 2 y 15 usuarios. No tenemos grandes empresas, pero tampoco buscamos dar ese salto. Vamos creciendo, los clientes nos van referenciando, poco a poco vamos teniendo más visibilidad y seguro que nos encontraremos con proyectos de mayor envergadura. No nos da miedo abordarlos.

¿Cómo valorarías que AHORA tuviera un nuevo producto dirigido a autónomos y micro pymes? (AHORA One)

Bien. Necesitamos un producto que se ponga en marcha en muy poco tiempo. Un ERP orientado a micropyme, muy dirigido y con la funcionalidad adecuada es positivo para ese segmento. Habrá que sacrificar cierta capacidad de adaptación pero para muchos clientes en ese segmento, será muy positivo.

¿Qué necesitas para cumplir las necesidades del cliente? ¿Qué os demanda? ¿Qué crees que valora más (la fábrica, el producto… la cercanía del distribuidor… ambas)?

Todavía un mayor acabado en ciertos aspectos de explotación de datos orientado al usuario. Esto sería muy positivo. La nueva capa de presentación nos va a dar mucho a ganar en este sentido. Al final un cliente satisfecho lo consigues con un mix adecuado de producto, servicio, cercanía, disponibilidad…

¿Qué crees que podríais hacer de vuestra parte para mejorar las oportunidades, los productos? ¿Cómo podríais utilizar el canal para mejorar?

Ya lo venimos aportando. Trabajamos constantemente con fabrica trasladándoles imputs y necesidades sobre el producto. Entre los Socios Certificados también tenemos mucha comunicación. Quizás deberíamos hacer dos convenciones al año en vez de una. La Fábrica hace mucho esfuerzo y, si sigue escuchando a los SC, más no se les puede pedir. Bueno sí, en ocasiones más rapidez (siempre hay que pedir algo). Ellos se tienen que concentrar en mejorar frente a los competidores por lo que saben y por lo que les decimos.

¿Qué consejo le ofrecerías a aquellos que empiezan en el sector?

Yo creo que el sector, con respecto a otros, es un sector en el que es imposible aburrirse; todos los días hay algo nuevo que aprender. Si te gusta, es de las mejores profesiones que hay. Tienes que ser capaz de rodearte de buena gente y de gente buena. Y repito, te tiene que gustar. Requiere profesionalización y estás en continuo aprendizaje ya no solo desde el punto de vista tecnológico sino por el contacto que mantienes con diferentes sectores y diferentes perfiles de interlocutores. Hay que conocer muy bien las necesidades de la empresa.

¡Gracias!